top of page

 

Continuadores de la ancestral Orden Templaria, perseguida en Francia; por el rey Felipe IV y suspendida por el Papa Clemente V. En Portugal la diáspora templaria que eligió no ir a Escocia, quedó bajo la protección del rey Dionisio I (El Labrador) quién en acuerdo con la Santa Sede, cambia de nombre siendo rebautizada como "Orden de Cristo" haciéndose acreedora del “Fons honorum” tanto de la monarquía portuguesa como de roma por parte del Papa Juan XXII. Si bien la Orden de Cristo, con el tiempo fue diluyendo su presencia pública continuó desarrollarse de forma más bien discreta, selectiva e independiente. En la Orden de Cristo se conservan tradiciones templarias del siglo XIII actualizadas al siglo XXI trabajando en pro del crecimiento y la excelencia de sus miembros en un formato de pertenencia de alta calidad académica, social y cultural.

En la actualidad la Orden de Cristo se enfoca en dos actividades primordiales 1) La académica, mediante el sistema de formación denominada “Rito Templario” y 2) las acciones filantrópicas de "Fundación Claraval".

"El aprendizaje dentro de la Orden, se obtiene del trabajo y el estudio practicándose el Templarismo puro como Rito, de forma grupal y espiritual con resultados tangibles a través del “buen obrar”, en cualquier momento y en cualquier lugar"

SOBRE NOSOTROS

Estructura academica Orden de Cristo.jpg

Seamos lo que seamos tenemos un talento que debe ser puesto a disposición de nuestros iguales, para ser herramientas de la obra magna “Ad maiorem Dei Gloriam” (para mayor gloria de Dios). Por lo tanto nuestra misión no tiene dudas, es clara, se nos ha dado el honor de recibir en custodia una herencia llena de virtud y memoria; la de nuestros mártires; de sacrificios, sufrimientos y penurias de aquellos quienes lucharon por la paz, el amor y el bien y dieron su vida sin dudarlo un instante, y es precisamente por esas razones que en la Orden de Cristo (Caballeros Templarios) no podemos escapar a nuestra obligación ante Dios y en memoria de nuestros antepasados tan llenos de la Luz del Espíritu Santo. .

Ellos - Nuestros antepasados - tuvieron ilusiones y sueños, vieron el futuro lleno de gloria, y también tuvieron miedo de morir; porque eran tan humanos como cualquiera y sin embargo jamás les faltó el valor para estar “firmes y valientes” en el momento en que se necesitaba. Es por eso que ser Templarios va por lejos, más allá del simple hecho de decirnos “Templarios”.

 

Por eso, nuestra obligación de verdaderos Caballeros es:

“VIVIR CON DIGNIDAD Y MORIR CON HONOR”

​Cumpliendo con el objetivo primordial de la Orden toda:

”Procurar la custodia, el resguardo y la practica de los misterios, principios y tradiciones que nos heredaron aquellos Templarios (nuestros antepasados y hermanos) que dieron su vida por la causa de Dios”.

 

QUIENES SOMOS

TempleMéxico® o "El Gran Priorato de México" de la Orden de Cristo (Orden Soberana y Militar del Templo de Jerusalén) fue establecido mediante Carta Patente del Magisterio en Portugal que la acredita para su obra y representación en la región y el mundo. Su extensión y continuidad se producen por la espada del Conde de Portugal, SAE Don Fernando de Sousa Fontes+. Nuestra organización no persigue fines de lucro. y las actividades filántropicas de la organización cuentan con el reconocimiento de la ONU.

En acuerdo a nuestros registros y política, no nos sumamos a ninguna discusión sobre linaje como Orden. La continuidad histórica se produce gracias a la intercesión del rey Dionisio I y la aprobación de Juan XXII Papa. Aunque existe una linea que reclama legitimidad con un origen poco claro y escasamente documentado que dio vida a las siglas OSMTJ-OSMTH de la mano de Fabre Palaprat quien fundó una orden de imitación neo-templaria llamada l'Ordre du Temple en 1804 y la Iglesia Johannita en 1812, autoproclamandose Gran Maestro de los Templarios y Soberano Pontífice de la religión católica primitiva, incluso; oponiéndose a la Iglesia de San Pedro. De allí diversas ramas neotemplarias se disputan una sucesión de dudosa manufactura. (Ver sucesión Templaria hasta la actualidad).

​Entre nuestros objetivos están los de estudiar, conocer; fomentar y cooperar en la defensa, restauración y conservación de lugares, enclaves, monumentos símbolos, nombres, insignias y documentos de la Orden del Templaria; así como la clasificación y preservación de todo archivo o material físico o cultural de la Orden; además de desarrollar mantener y conservar las tradiciones, estudios y practicas mistéricas Templarias de Origen, reproduciendo toda actividad de la Orden tal como nos lo transmitieron nuestros hermanos mayores mediante el ejercicio ecuménico del Antiguo Rito Templario.

El Gran Priorato de México no pertenece a ninguna institución religiosa. El Gran Priorato de México como sede magisterial, es continuadora de los Caballeros Templarios de Portugal (Orden de Cristo). Debidamente legitimada ante las autoridades Nacionales e Internacionales correspondientes, con amplia potestad para establecer Prioratos, Encomiendas o Preceptorías dentro y fuera de los Estados Unidos Mexicanos; no permitiendo ni fomentando nada contrario a los principios de sus Estatutos, Regla y Reglamento.

NUESTRA MISION 

TempleMéxico® o el "Gran Priorato de  México de la Ordo Supermus Militaris Templi Hierosolymitani

- Orden de Cristo -

 

Tiene como misión desarrollar su crecimiento como organización y la de cada uno de sus miembros mediante la praxis, las ciencias y las operaciones, a través de actividades en conjunto y de bien común de ayuda a los desamparados como practica de lo inducido en y durante la formación académica, a través del conocimiento adquirido y la praxis de sus principios, tomados del aprendizaje de su regla, reglamento y estatutos junto con el soporte espiritual mediante la practica de la fe Cristiana.

 

Es por ello que en México la Orden desarrolla sus acciones a través de la "Fundación Claraval®" la cual representa la praxis - o el ejercicio práctico- de lo indicado en la formación citada renglones arriba y sostenida en nuestra visión y valores.

 

Los miembros de la Orden se agrupan en tres compañías y un cuerpo de Oficiales:

1° Compañía -  Escuderos 

2° Compañía -  Sargentos

3° Compañía -  Caballeros

 OFICIALES

Caballeros Templarios (Knight Templar)

(estos últimos son quienes asumen mayores responsabilidades y son los Oficiales de la Orden).

NUESTRA VISION 

Como Miembros de la Orden de los Caballeros Templarios, nos construimos interiormente para vernos dignos a los ojos de Dios y de nuestros hermanos.

 

El Caballero/Dama por el solo hecho de ser miembro de la Orden ya recibe el honor de ser parte de una de las organizaciones mas antiguas y prestigiosas del mundo con mas de setecientos años de historia.

 

Portar el manto de la blanca milicia de Dios es alcanzar la excelencia de la virtud que se ilumina mediante el buen obrar y se opaca con la desidia y la mala voluntad. Por tanto nuestra visión es alcanzar esa excelencia como caballeros de Dios y como Fieles de su palabra.

 

Nuestra Visión se basa en el lograr juntos el engrandecimiento de cada uno de sus miembros, que de forma individual se vean a si mismos parte de una élite que se depura constantemente de aquellos que no son necesarios resultando en los que son indispensables. Un grupo no numeroso pero altamente efectivo; (como lo eran los Caballeros históricos.

Una verdadera élite de soldados de Dios que sorprende por sus resultados mas que por promesas, indiferencia e informalidad.

LOS PRINCIPIOS CENTRALES PARA LOGRAR NUESTRA MISIÓN SON:

Gente Comprometida, dinámica, creativa;  brillante, con el corazón lleno de Espíritu Santo, sin distinción de sexo, raza o condición y que comparta con nosotros estos Valores:

  • Integridad y Honestidad

  • Pasión por la herencia Templaria

  • Inquietud en el corazón

  • Curiosos, activos y dinámicos

  • Abiertos y respetuosos con los demás y dispuestos a mejorar como personas

  • Disposición para asumir retos y llevarlos exitosamente hasta el final.

  • Autocrítica comprometida con la excelencia y la superación personal.

  • Responsabilidad de los compromisos. los resultados y la calidad de la actividad Templaria siempre y en todo momento y lugar

 

Excelencia en todo lo que hagamos, pero por sobre todas las cosas:

"Amor por servir, con la sola intención de honrar la memoria de nuestro linaje Templario a sabiendas de la tremenda responsabilidad asumida el día que juramos como Sargentos y que confirmamos al haber Profesado como Caballeros de la Orden."

 

“…Si esto no llegara a ser posible, que Dios nos perdone y se apiade de nuestras almas…”

NUESTROS VALORES

En nuestras filas los principios fundamentales que se fomentan, educan y practican son

JUSTICIA

El Caballero debe ser honrado en tus trato con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia. Para un auténtico Pobre Caballero de Cristo no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

 

CORAJE

Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir. Un Pobre Caballero de Cristo, un soldado de la blanca milicia, debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso. Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y fuerte. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución

 

BENEVOLENCIA

Mediante el entrenamiento intenso el Pobre Caballero de Cristo, se convierte en rápido y fuerte. Tiene compasión y Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad. 

  

RESPETO y CORTESÍA

Los Pobres Caballeros de Cristos, no necesitan demostrar su fuerza. Un soldado de la blanca milicia, es cortés incluso con sus enemigos. Un Templario recibe respeto no solo por su fiereza en la batalla, sino también por su manera de tratar a los demás. 

  

HONESTIDAD

Cuando un Pobre Caballero de Cristo, dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. No ha de "dar su palabra", no ha de "prometer", el simple hecho de ´decir´ ha puesto en movimiento el acto de hacer. 

  

HONOR

Es la virtud más importante de todas. 

  

LEALTAD

Haber hecho o dicho "algo", significa que ese "algo" le pertenece. Para el guerrero, las palabras de un hombre son como sus huellas: puedes seguirlas donde quiera que él vaya.

 

CARISMA DEL PRIORATO DE MÉXICO Y ENCLAVES SUPERVISADOS

“El uso de la Fé en la Formacion Educativa y el entrenamiento mediante el uso de recursos academicos como herramienta de concientización y sensibilización en todos los ámbitos de presencia pública y ciudadana, mediante acciones tendientes a la difusión, formación, organización y acciones, en beneficio de la sociedad en su conjunto. Teniendo como centro las tradiciones y espiritualidad Templaria, en comunión con la fe Cristiana bajo el espíritu del ecumenismo bien entendido, con un moderado sincretismo lejos de cualquier confusión ”.

ENCUENTRA A LA ORDEN

Si deseas comunicarte con nosotros haz clic AQUÍ

 

Si deseas ingresar haz clic AQUÍ

​​
bottom of page